Imagen de #CorvusNews > EFICIENCIA ENERGÉTICA

#CorvusNews > EFICIENCIA ENERGÉTICA

La eficiencia energética en el mundo y la Argentina hoy

Hace varios años que a nivel mundial gobiernos, empresas e industrias apuestan a la eficiencia energética como parte de una política de sustentabilidad económica y ambiental. El claro objeto es utilizar la energía de forma más eficiente. Esto implica desde las tecnologías de transformación de energía, al aprovechamiento de condiciones geográficas, los estudios lumínicos, la aplicación de sistemas inteligentes en edificios y muchos otros sistemas innovadores que permiten en algunos casos llegar a tener incluso edificios autosustentables.

Desde el punto de vista de la transformación de la energía, quizás uno de los casos más emblemáticos es el de la usina geotermal Nesjavellir en Islandia, que aprovecha la circulación subterránea de fluídos geotérmicos -provenientes de fuentes termanles, geíseres, charcas de lodo hirvientes y fumarolas- y produce el 17% de la energía del país, aunque potencialmente podría abastecer de energía a todo el país. En arquitectura, y en referencia al acondicionamiento climático edilicio, se utiliza un concepto similar, no para generar energía eléctrica, sino para utilizar la inercia de la temperatura de las capas subterráneas de la tierra a lo largo de distintas estaciones. Es decir, se utiliza el “calor” almacenado en invierno para calefaccionar un edificio, y viceversa en verano.

Entre otras prácticas, la energía solar, el aprovechamiento del asoleamiento y la energía eólica, forman parte también de métodos alternativos de aprovechamiento energético en edificios. Pero también tenemos otras ciencias que permiten llevar al extremo de la tecnología el ahorro energético, como por ejemplo, la domótica en viviendas y la inmótica en grandes edificios o complejos industriales. Estas técnicas ayudan a cuidar el consumo mediante la automatización y el control de diversos sucesos edilicios, ya sea desde el manejo de las luminarias en grandes naves, al control de los sistemas de climatización ó de sistemas de asoleamientos inteligentes.

Otras grandes ventajas tienen que ver con de los estudios que permiten mejorar el uso eficiente de la energía. En la actualidad, la tecnología led es un ejemplo de cómo mediante el estudio lumínico se puede mejorar de forma considerable el consumo eléctrico por iluminación, utilizando además una teconología que no genera contaminación medioambiental como es el caso de los tubos fluorescentes o lámparas de bajo consumo al momento de ser desechados, y que tienen una vida útil mucho más prolongada, requiriendo de menos mantenimiento.

La reforma del edificio del parlamento alemán (Reichstag) en 1999, ejecutada por Norman Foster, es un interesante modelo de lo expuesto en estos párrafos. Su estudio es altamente recomendable tanto por su eficiencia energética como por su valor simbólico e histórico, como edificio gubernamental.

Si profundizamos un poco en lo que respecta a nivel medio ambiental, una de las grandes ventajas de utilizar métodos alternativos de generación de energía eléctrica y de aplicar medidas de sustentabilidad energética en los edificios, es la reducción de emisión de dióxido de carbono en la atmósfera. Esto se debe a que hoy en día, gran parte de la generación de energía eléctrica mundial, sigue siendo a través de usinas alimentadas por combustibles fósiles. En el caso de la República Argentina, según el Ministerio de Energía y Minería, en 2014 se emitieron un total de 44 millones de toneladas de CO2 al medio ambiente. Esto representa casi 0,4 T CO2/MWh. Los números hablan por sí solos, y remarcan la necesidad de sumarnos cada uno desde nuestro lugar, promoviendo el consumo energético racional, eficiente y sustentable.

Por último, y especialmente en el caso de Argentina, existe un nuevo condicionamiento económico que es el reciente incremento del costo de la energía eléctrica. Esto supone ante cualquier análisis de un proyecto relacionado a la eficiencia energética, que el tiempo de retorno de inversión será menor. Por lo tanto, tenemos que estar atentos a las posibilidades y desarrollar planes y estudios en los distintos ámbitos que nos conciernen, para implementar proyectos de impacto, tanto medioambiental, como económicos.

Nuestros clientes
BASF
Louis Dreyfus Company
Sherwin Williams
Diransa
Lanxess
Styropek
Ingredion
SIE